Para ver episodios de Rizzoli and Isles

Episodio 11 - Ver - Resumen
Episodio 12 - Ver - Resumen

Me pueden encontrar en FB por aquí :)

7/17/11

Abre los Ojos: Capítulo 08



-Jane... - dijo Maura un poco extrañada y emocionada por la aparición de Jane.

Jane sólo la miró como si intentara decirle todo con su mirada, los segundos pasaron entre ellas; se sentían como horas. Jane tenía sus manos metidas en los bolsillos del pantalón. Su mirada perdida en la de Maura, no sabía muy bien qué decir o qué hacer, quería abrir la boca, aunque fuera para decir un simple “Hola” para cortar el silencio, pero su mente estaba desconectada por completo, no podía coordinar ni un simple saludo.

-Puedes pasar, Jane - dijo Maura dándose la vuelta, dejándole la puerta abierta para que pasara. Le tomó unos segundos a Jane reaccionar y entró cerrando la puerta detrás de ella. Su vista se dirigió hacia Maura, vestía un pantalón de pijama y una blusa color azul marino que le caía a un lado dejando al descubierto su hombro derecho. Jane tragó en seco.

-¿Quieres algo de tomar? Tengo agua, jugo, vino - decía Maura con un tono nervioso mientras miraba en el refrigerador buscando que más le podía ofrecer a su amiga.

-Maura... - Jane la tomó por la muñeca para que se detuviera. El cuerpo de Maura se tensó al sentir la mano de Jane.

-Mejor jugo, estás trabajando y tiene muchas vitam... - al momento en que Maura colocaba la botella de jugo sobre la mesa Jane la detuvo nuevamente colocando su manos sobre la suya.

-Maur... - dijo Jane sin reconocer su propia voz. Maura la miró, el miedo era evidente en sus ojos aunque lo disimulaba muy bien.

-¿Qué haces aquí Jane? - preguntó alejándose de la morena dándole la espalda, mientras le daba la vuelta a la mesa. “¿Qué me está pasando?... Es sólo Jane” pensaba Maura tratando de respirar profundamente y calmar su ritmo cardíaco mientras se sentaba en el sofá.

Jane dejó el jugo a un lado olvidado y se dirigió hacia Maura. En el camino a la casa de su amiga había pensando en miles de cosas que podría decir y preguntar, pero ahora estaba en blanco, no sabía qué decir o qué hacer. Se sentó al lado de Maura en el sofá dejando de por medio una considerable distancia.

-¿Es que no puedo preocuparme por mi amiga? - dijo Jane tímidamente. “¿Amigas he?... para Jane sólo soy una amiga” pensaba Maura con la mirada perdida.

-Ey, ey, tierra llamando a Maura - decía Jane chasqueando sus dedos frente a su rostro - ¿Estás bien Maur? - ¿y si Maura estaba enferma de verdad? Jane empezaba a preocuparse.

-Creo que necesitamos hablar, Jane - propuso Maura sin darle importancia a las preguntas de Jane, no era que las ignorara... simplemente su cabeza estaba centrada en otras cosas. El mundo de Jane se paralizó al escuchar las palabras de Maura, recordó que para eso había ido después de todo... para hablar; no sabía muy bien cómo o de qué exactamente, en realidad, estaba aterrorizada.

-¿Ayer...No fuiste a trabajar por el beso¿Verdad ? - preguntó Jane mirando a Maura a los ojos.

-Jane... sabes que no puedo mentir... y... y... - Maura intentaba no decirlo, pero su respiración se agitaba. Jane se acercó a ella y sin pensarlo, colocó sus manos en los hombros de Maura “En verdad no puede mentir” pensaba Jane sonriendo. Le tomó unos tres minutos a Maura para calmarse, esto era más difícil de lo que ella pensó.

-Jane... - dijo Maura mucho más calmada - Creo que tengo... - tomó una breve pausa y respiró profundamente - Creo que tengo sentimientos por ti - confesó Maura con el corazón a punto de salírsele del pecho por la mezcla de emociones que sentía en el momento: miedo, emoción... amor... Jane se quedó paralizada con los ojos abiertos como platos - Sentimientos más allá de los de una amiga... - sintió la necesidad de aclarar Maura.

Los brazos de Jane quedaron tensos en los hombros de Maura, y poco a poco los retiró poniendo más distancia entre ellas. Los ojos de Maura veían los movimientos de Jane como si estuviera mirando una película en cámara lenta y su mundo derrumbándose... justamente esto temía.

-Tú y yo... No puede pasar - decía Jane para sí misma.

-¿Por qué? - preguntó Maura antes de pensarlo. Jane la miró algo sorprendida por la pregunta. ¿Maura quería estar con ella?

-Muchas cosas Maur... empezando por lo obvio - Jane se levantó haciendo señas entre Maura y ella -. Somos mujeres Maur - dijo ante la mirada confusa de Maura. Jane se pasó la mano por su cabello, no sabía si estos motivos eran para convencerse a ella misma... ¿pero de qué?.

-¿Y eso es un problema, Jane? - preguntó Maura levantándose del sofá para colocarse frente a su amiga, quería verla a la cara. Jane gruñó, esto era muy difícil... demasiado.

-Es por lo que dirá la gente, ¿verdad? - susurró Maura mirando cómo el rostro de Jane cambiaba.

-Sí... no... - Jane tenía una pelea interna consigo misma - No Maur... a mí no me importa lo que diga la gente, pero tú... - Jane empezó a caminar de un lado a otro como si la acción la ayudara a poner sus pensamientos en orden - Desde que entré a la comisaría siempre me han llamado... cosas - Jane hizo una cara de disgusto por el recuerdo - sólo porque era la única mujer detective... yo no quiero que tú pases por eso Maur... - esta vez Jane susurró acercándose a Maura.

-Eso lo decido yo Jane - el tono de Maura fue un poco seco -. No soy tan frágil, he pasado mi vida sola y por ser tan... - Maura suspiró recordando - tan “rarita”, he recibido muchos comentarios con la intención de hacerme sentir mal - Maura miró a Jane a los ojos -. ¿Acaso no has escuchado los rumores en la comisaría? - Jane miró a un lado apenada sin poder responder.

Maura suspiró, tantos pensamientos la estaban agotando y Jane no ayudaba mucho. Se giró sirviéndose una copa de vino y a la vez dándole tiempo a Jane para que dijera algo. Maura tomó un sorbo del vino y delineaba el filo de la copa con sus dedos mirando a Jane de reojo. Dejó la copa a un lado y tomando valor se dirigió hacia Jane con paso rápido. Jane no tuvo mucho tiempo para reaccionar, sintió las manos de Maura en su rostro, seguidos por labios húmedos y tibios sobre los de ella. Los brazos de Jane quedaron al lado de su cuerpo caídos, le tomó unos segundos para procesar todo lo que había pasado. ¡Maura la estaba besando! Sus piernas empezaban a perder fuerza pero Maura la rodeó con sus brazos sosteniéndola por la cintura. Los labios de Jane correspondieron a los de Maura en un movimiento suave y lento, podía sentir el sabor del vino que hacía unos segundos Maura tomaba. Las manos temblorosas de Jane se dirigieron hasta las caderas de Maura, provocando un gemido al rozar con las yemas de los dedos la piel que quedaba al descubierto por el diseño de la blusa.

El beso terminó rápido, más rápido de lo que Maura deseaba. Jane terminó el beso, pero no se alejó, ni dijo palabra alguna. Sus frentes unidas, sus labios separados sólo por centímetros, sus respiraciones agitadas. -Jane... - se atrevió Maura a romper el silencio, era un susurro casi inaudible, que sólo Jane podría escuchar.

Algo se activó en Jane, dio unos pasos hacía atrás, había lágrimas en sus ojos “¿Qué... qué acaba de pasar?” Jane llevó los dedos a sus labios como para confirmar que no se trataba de un sueño. Levantó la vista y miró a Maura, sus mejillas sonrojadas y sus ojos más oscuros.

-Jane... por favor... - le suplicaba Maura como si conociera los pensamientos que le estaban cruzando por la mente.

-No... no... no Maura - Jane empezaba a entrar en pánico. Maura intentó acercarse pero se detuvo al ver que Jane daba unos pasos hacía atrás -. No entiendes... - Jane no podía contener las lágrimas y Maura al ver esto sentía como si el corazón se le partiera, nunca había visto llorar a Jane... - ¡No puedo perderte como amiga Maura! Siempre arruino mis relaciones, no duran nada... - Maura iba a hablar pero Jane siguió - Si... si esto lo voy a arruinar... y te perderé como amiga, eres mi única amiga Maura... no puedo hacer esto... olvidemos esto, seamos amigas...

Maura iba a responder pero su celular las interrumpió, Jane tomó un suspiro y limpiaba sus lágrimas mientras Maura buscaba el celular en su cartera.

-Isles - contestó Maura con un tono molesto.

-Maura, tenemos un problema.... - dijo Korsak en el otro lado de la línea, pero Maura había dejado de escuchar desde que notó que Jane caminaba hacia la puerta. Maura alejó el celular por un minuto de su oído.

-Espera ¡Jane! - le rogaba Maura con la mirada. Jane sólo respondió moviendo sus labios “Lo siento” dijo cerrando la puerta dejando a una Maura con la boca abierta, sólo la voz de Korsak prácticamente gritando en la línea llamó su atención.

-¿Me escucha Dra. Isles?
-Sí Korsak, perdón.

-¿Jane está en su casa?
-No Korsak, acaba de salir, ¿por qué? ¿pasa algo?

-Lo siento Dra. Isles, sé que es su día libre pero Dean ha dado la orden - se escuchó como Korsak gruñó -. Hemos encontrado una nueva evidencia en la última escena de crimen y es urgente que la analice Maura.

-Está bien Korsak, me preparo y estaré allí lo más rápido posible.

-Otra cosa Maura... - Korsak pausó unos segundos - tenemos un sospechoso, en estos momentos no lo hemos podido localizar... pero lo conocemos, cuando esté aquí le daré más detalles... sólo una cosa... Jane tiene que estar vigilada las 24 horas del día, sabe como es, si se niega por favor ayúdenos.

-Haré lo que esté en mis manos Korsak - Maura colgó el celular tirándolo a un lado. Se sentó en el sofá y cubrió su rostro con las manos. “¿He perdido a Jane?” las lágrimas humedecían su rostro -¿Qué he hecho? … - susurró tratando de recuperar el aliento, llevó los dedos a sus labios y cerró los ojos recordando. Sólo hizo que las lágrimas salieran sin control.


-----

Hora y media después las puertas del elevador del cuarto piso se abrían.

-¡Dra. Isles! Qué manera de arruinarle el día libre eh - comentó Frost, mientras aguantaba el teléfono con el hombro y a la vez ojeaba unas notas. Korsak y Jane levantaron la vista de sus trabajos y miraron a Maura.

-Perdona la llamada así de inesperada Maura - dijo Korsak caminando hacia ella con unos archivos en las manos. Maura miró a Jane por encima del hombro de Korsak, sus ojos se encontraron con los de ella pero no duró mucho, Jane regresó a su trabajo.

“Soy idiota” pensaba Jane tocando con su bolígrafo el escritorio a gran velocidad. "¿Por qué me tuve que ir de esa manera?”

-Ey, Jane... - le llamó Frost ganando su atención. Jane le miró preguntando con la mirada -. ¿Pasa algo?

Jane tomó unos segundos para contestar, dejó el bolígrafo a un lado y se hundió en la silla mirando el techo. -Nada Frost, es algo frustrante no poder estar en tu propio caso - eso es lo que menos estaba en la mente de Jane en esos momentos... sólo podía pensar en Maura.

------

Tres pisos más abajo, Korsak le mostraba unos archivos a Maura la cual los analizaba con cuidado.

-¿Y ese cuerpo en mi mesa Korsak? - preguntó Maura algo irritada.

-Ah... eso, de eso le tenía que hablar en persona, sus asistentes han ayudado muchísimo - los dos se acercaron al cuerpo, la autopsia estaba terminada. Maura se inclinó mirándolo, tomó las notas de la autopsia -. Hummm después de todo son mis asistentes - sonrió Maura, mirando a Korsak.

-Pero este hombre no entra en la investigación, Korsak, ¿por qué me han llamado? Mis asistentes hicieron un buen trabajo - dijo Maura metiendo sus manos en su bata blanca. Korsak se ponía inquieto.

-Maura... este hombre es uno de los asignados a la vigilancia de la casa de Jane - Maura se paralizó, ¿qué quería decir eso?

-El método es diferente, esta vez ha usado un arma de fuego, ¿qué opinas Maura?

-No me gusta asumir Korsak - suspiró Maura, Jane estaba en peligro, esto era muy malo.

-¿Jane sabe de esto? Preguntó Maura volviendo a ojear las notas de la autopsia.

-Claro que no, imagínate como se pondría, me preguntaba si podrías convencerla de que se quedara contigo esta noche, tendremos los resultados de los análisis para mañana temprano.

-No creo que sea tan fácil convencerla - decía Maura dirigiéndose hacia su oficina, sentándose con un suspiro.

-¿Están bien ustedes dos? - preguntó Korsak curioso.

“¿Estamos bien?... ya ni sé...” -No sé Korsak - por el tono que usó le dejó claro que no quería que le preguntara nada más.

-Bueno, Maura - dijo Korsak dejándole los archivos nuevos del caso sobre su escritorio -. Le diré a Jane que baje, lo que tengan que arreglar, arreglenlo - Korsak salió de la oficina de Maura antes de que pudiera responder.

Reactions:

0 comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Sígueme por correo

Creative Commons License Nuevas Experiencias by Isles is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Unported License.

Google+ Followers